LONDRES: tercer dia

8 de març

Nos levantamos como cada día, a mí me tocó una de las mejores familias. La mujer de la casa que se llamaba Adele nos preparó el desayuno a mí y a mi compañera. A las 7.45 quedamos con el resto de alumnos en la entrada de la estación. Ese día íbamos a visitar el National History Museum y Oxford Street.

En el tren se notaba que era pronto porque había una gran tranquilidad y mucho silencio. A las 10.15 aproximadamente llegamos al grandioso museo. Como llegamos pronto nos dejaron dar una vuelta por el barrio. Aquellas calles estaban llenas de casas caras y pijas. También me fijé que habían muchos coches caros de las marcas Land Rover o Ferrari.

A las 11 entramos dentro e hicimos una visita libre de 2 horas. La primera impresión que tuve del museo fue que era súper grande. Vi casi todas las secciones. Primero vimos ”la evolución de los animales”. Había todo de animales y especies. Después pasamos a ver ”el cuerpo humano”. Allí se exponía todo tipo de cuestiones sobre él, desde la reproducción hasta los 5 sentidos. Luego vimos ”los dinosaurios”, su evolución y todas las especies. Me sorprendió que hubieran robots de dinosaurios que emitían ruidos y se movían. Finalmente pude ver por encima ”la historia del explorador Darwin”. La verdad es que necesitarías un día para verlo entero, pero con lo que vi aprendí mucho y descubrí cosas nuevas.

  • el grup complert davant el Natural History Museum de Londres
    el grup complert davant el Natural History Museum de Londres
  • dins el museu
    dins el museu
  • escultura que representa el pare de la teoria de l'evolució Charles Darwin
    escultura que representa el pare de la teoria de l'evolució Charles Darwin
  • esquelet d'una ballena
    esquelet d'una ballena
  • esquirol als jardins de Kensington
    esquirol als jardins de Kensington

Después del museo fuimos a comer en los Jardines de Kensington que  es un  parque muy grande lleno de fauna y flora. Allí pude ver ardillas saltando en los árboles y  correteando por el suelo,  también cuervos y otros tipos de aves. Luego fuimos a Oxford Street y sus alrededores, unas calles llenísimas de tiendas. Nos dejaron 2 horas para comprar y verlas. Las calles eran muy grandes y estaban llenas de gente de todo tipo. Había londinenses, extranjeros, niños y niñas en uniforme…

Finalmente llegamos a la estación para volver a coger el tren e irnos a las casas. Una vez en casa, cenamos, charlamos con la familia y nos fuimos a dormir.  

Tags: ,

Comments are closed.