Crítica Cinematográfica: VIKINGS.

Póster de la serie “Vikings

– Año: 2013.

Creador/Guionista: Michael Hirst.

Reparto: Travis Fimmel, Katheryn Winnick,Gustaf Skarsgard, Alexander Ludwig,Clive Standen.

Género: Acción, Drama Bélico, Histórico.

Temporadas: 6.

Duración por capítulo: 44 min.

Sinceramente, Vikings era una serie de la que tenía conocimiento, sabía que mi padre y ciertos amigos la habían visto y que la calificaban como “excelente”. Bien, hace cosa de un mes decidí comprobar si estas afirmaciones y elogios estaban en lo cierto y, sí, desde luego que lo estaban.

Pongamos primero el contexto, esta serie se ambienta en los comienzos de la Edad de Oro de los vikingos, más concretamente nos relata la historia y los logros de Ragnar Lothbrock, y más tarde de sus descendientes, unos logros que llevaron al pueblo vikingo de ser unos simples ganaderos y granjeros a ser los guerreros y viajeros más temidos de la época.

Cualquiera que haya visto esta serie diría que este es el principal tema de esta, pero después de reflexionarlo mucho, yo lo veo como algo mucho más complejo, siendo más una odisea religiosa que una serie sobre la expansión vikinga y su cultura.

Aunque los dioses no existiesen sería necesario tenerlos”

La serie comienza mostrándonos la cultura y los deseos de los vikingos, sobre todo en la primera temporada vemos como la religión es el motor de la actitud y de las acciones de los personajes, no solo en la religión nórdica, sino también en la cristiana, vemos como los personajes toman decisiones y hacen sacrificios por lo que creen es el deseo de sus dioses, no por su propia voluntad.

-ALERTA SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ

A partir de la segunda temporada comenzamos a ver un cambio en la mentalidad y las creencias de ciertos personajes, sobretodo de Ragnar, el personaje principal, que comienza a ver con cierta admiración al dios cristiano, mientras que Atheltsan, otro de los personajes principales, deja atrás al dios cristiano para servir a los dioses nórdicos.

En la tercera y cuarta temporada es cuando más vemos este conflicto, se juega mucho con el poder y con el destino, ¿realmente podemos decidir nuestro destino o es algo que los dioses tienen preparado?, estas dos temporadas juegan mucho con ello, y como el poder puede corromper hasta a la más pura de las almas.

El poder siempre es peligroso, corrompe a los mejores y atrae a los peores”

Durante la tercera vemos como Ragnar, nuestro protagonista, empieza a visualizar la fe cristiana como una posibilidad, y en la cuarta llega a un punto de su escepticismo en el que pierde completamente la fe en cualquier tipo de dios o religión, viendo que en relidad las personas somos dueñas de nuestros propios actos y que ningún dios va a influir en estos.

Todo este arco en la serie me parece bestial, vemos una evolución impresionante de un personaje en distintas facetas, las cuales nos enseñan sus debilidades y sus fortalezas, nos enseñan los momentos más altos de la vida de Ragnar, su conversión a Conde y luego a Rey al finalizar la segunda temporada, mientras que en la primera mitad de la cuarta se nos muestra como un drogadicto corrupto que solo quiere tomar venganza ante su hermano por traicionarle.

La frase “aunque los dioses no existiesen sería necesario tenerlos”, me parece una gran metáfora sobre la temática de la serie, que es muy bien explorada en el epílogo del personaje de Ragnar Lothbrock, donde vemos a nuestro protagonista sin ningún tipo de fe hacia ningún dios, con toda esperanza perdida pero con el objetivo de tomar venganza sobre los británicos que un día le traicionaron. Es en este momento en el cual Ragnar se sacrifica entregándose para un objetivo mayor, y muriendo no sin antes dar un discurso que sin duda quedará grabado en todas las mentes de las personas que vean esta serie. En este último discurso, y a sabiendas de que va a morir, Ragnar se entrega totalmente de nuevo a la religión nórdica y a sus deseos de entrar en el Valhala cuando muera, mostrándonos como al final el ser humano necesita creer en algo para mantenerse cuerdo, para tener esperanza.

Los dioses son solo un invento del hombre para responder las preguntas que teme darse a sí mismo”

He visto pocas series, por no decir ninguna, que tengan un mensaje tan firme y tan fuerte, y junto a una gran dirección, guión, puesta en cámara y un gran reparto esta serie ha conseguido deleitarme y ser una completa maravilla. Es de esas series que te hacen replantearte muchas cuestiones y pensar un tiempo en todo lo que creemos y lo que queremos y necesitamos creer, me ha encantado y estoy seguro de que es una serie que volveré a visualizar más de una vez.

El hombre es el amo de su propio destino, no los dioses”

Por Joel Galán Fernández

Share This:

Tags: ,

Comments are closed.